MENU

Ellos son para llevárselos a casa. Ese sería mi resumen.
Me contactaron gracias a 21deMarzo, ya os he hablado de ellos en otros posts. ¡Si vienen de parte de ellos, sabes que serán simplemente geniales!

La preboda la hicimos en Cadaquest, me contaron lo mucho que les gustaba ir allí con Bruss, en otro miembro de cuatro patas de la familia. No vino porque le gusta tanto el agua que no les hubiese dejado hacer ni una sola foto y me lo creo, ya que yo tengo un terremoto Labrador y sé de que me hablan.

+Pasamos una tarde maravilosa, nos hizo mucho calor eso sí, pero acabaron en el agua como dos recién enamorados. Porque así es como les veo yo. Parece mentira que lleven tanto tiempo, porque cuando se miran, se puede sentir todavía esa parte “eléctrica” del comienzo de una relación.

Creo que me atrevería afirmar, que lo que me pasó a mi con ellos dos, con Sandra & Victor, le pasa a la mayoría de la gente. Qué los quieres desde el primer día. Lo pensé cuando los conocí, pero el día que hice su boda, ver como los padrinos apenas podían léerla para darle las flores, como todo el mundo al rededor la miraba con tanta ternura y amor.. al igual que la ceremonia, creo que nunca había visto a tanta gente emocionada mirándolos.

Yo creo que la vida te devuelve lo que tú das o mejor dicho, lo que tú vas sembrado. Y estaba claro que ellos llevaban toda la vida sembrando amor.

Tengo la suerte que todavía tenemos la postboda pendiente, lo que significa que si o si, volveré a coincidir con ellos, pendientes de elegir el lugar y el día. Que estoy segura que sea donde sea, la historia se repetirá.

Risas – Amor – Complicidad.

Siempre vuestra.

Comments
Add Your Comment

CLOSE