MENU

La boda de Rachel & Danny fue una fecha muy especial para mi, porque por primera vez desde que nació mi pequeño, me iba a despertar el día de mi cumpleaños fuera de casa y lejos de él. Y eso dolía.

De nuevo me ví en la tesitura de elegir, de tomar decisiones que pesan mucho. Con el tiempo he aprendido que no son las cosas que nos pasan si no como nos enfrentamos a ellas.

Después de hacer un trabajo conmigo misma. Respiré y le dije a mi querido hijo, ¡¡¡cariño!!! Mamá no estará el día de su cumpleaños en casa ( con mucho énfasis y alegría), pero sabes qué ?! Va a ser muy raro y divertido para mamá, porque tendré más horas de cumpleaños, (con tono misterioso), porque cuando haya empezado mi cumpleaños en España todavía serán las 7 de la tarde en Miami y cuando llegue a España para mi será un día nuevo, aunque sea la medio día. A qué mola!! Y sin dejarle decir nada, le sigo contando… y he pensado que cómo nunca comemos juntos, si no hay retrasos en el avión, mamá irá corriendo al colegio, ¡te recogerá y lo celebraremos sólo los dos donde tú quieras! ¡¿Qué te parece?!

Él estaba emocionado, mientras yo… estaba rota por dentro, pero feliz de haber sabido encontrar la forma de que Noah estuviese feliz, poder trabajar y sentirme afortunada de poder tener mi empresa y mi familia a la vez.

Danny le pidió la mano a Rachel en Jaipur, India. En un mausoleo donde las princesas solteras fueron enterradas. Me pareció un acto tan romántico. Cómo me gustan esos detalles cuando me los cuentan.

Esta boda es la más multirracial que he vivido nunca, fue tan fantástica sentirla. Como todos y cada uno de ellos estaban unidos por el amor de dos personas. Sólo escribiendo el post, todavía puedo sonreír reviviendo esos momentos.

Lo que no consiga el amor, no hay cosa, persona u emoción que lo consiga. El amor lo es TODO.
Y cuando hablo del amor, no hablo sólo del amor en pareja, habla de todas sus facetas.

¡Y como broche final, la organizadora de la boda era la empresa de Christyandco! Una novia que tuve que más tarde cambió su vida radicalmente para hacer lo que realmente a ella le gustaba, ser Wedding Planner.

No sé, cuando te tomas un tiempo para pensar las cosas, te das cuenta de que al final todas las piezas del puzzle encajan.

Comments
Add Your Comment

CLOSE