MENU

Siempre he estado rodeada de cámaras o bien porque “jugaba” con ellas intentando parar el tiempo con cada toma, desde mi temprana edad, o trabajando en la moda durante muchos años.

Esto me hizo tener una obsesión por el sentido de la estética que me apasiona mezclarlo con la imperfección del arte de la improvisación. Como es ser fotógrafa de bodas.

Así que cuando me escribieron Carmel & Dan, para hacer su boda y me dijo que ella trabaja en prestigiosa revista en Dubai, sentí una mezcla de emociones. Todas y cada una de ellas maravillosas por supuesto.

Me encantan las bodas de gente de otros países donde aprendo costumbres nuevas. Bodas donde se casan ya con sus hijos y se les ve en los ojos el reflejo del amor universal que sienten hacia ellos. Es otro escalón diferente del amor.
Donde la madurez y el paso firme en la vida se puede apreciar cuando se miran entre ellos a los ojos.

Se casaron una una de mis “casas”, mi bella Ibiza, ese trozo de tierra que a los 19 años me robó parte de mí y se quedó allí para siempre. Desde entonces, cada año de mi vida he ido, a veces tan sólo un día. Pero sentir su brisa con sabor a Sal, no tiene precio.

Boda en Ibiza, significa juntar dos cosas que amo y me hacen sentir feliz. Fotografía más estar en un sitio donde siento volar con el mero hecho de estar allí.

La Escollera, lo tenía todo perfecto como siempre. Es cierto que están en un lugar lleno de magia y buena onda, pero a la vez ellos cuidan y miman cada detalle. Con su equipo maravilloso y su increíble comida.

Flores: Floral Dreams Ibiza.
Saxo: Deva Alchi
Cantante: Jude Elliott
Videographer: Tanit Wedding Films
Coche: Ducks United

Comments
Add Your Comment

CLOSE